Archivos del Autor: Salvador López Arnal

Los abandonados

Los abandonados

 [Crónicas sabatinas] Contra la ausencia de fraternidad y de comprensión mutua. Por la República Federal española

 Hemos llegado a un punto de oportunismo e indigencia intelectual y moral tal que un día nuestros dirigentes acabarán diciendo que es de noche, aunque sea de día, simplemente porque Rajoy diga que es de día. De hecho, personajes como Pablo Iglesias están ya haciendo eso. Malos tiempos para la lógica. En este infierno que nos está montando la pequeña burguesía catalana también debería figurar el rótulo que le puso Dante al suyo en la Divina Comedia: “Lasciate ogni speranza voi che entrate (Los que aquí entráis, perded toda esperanza)”. Miguel Candel (2017)

La izquierda debe respetar los sentimientos nacionalistas pero combatir el nacionalismo. que es una arma política reaccionaria. Lluís Roca Jusmet (2017)

Rebelión (14.10.2017)

¿La destrucción de la razón, la resistencia social, la solidaridad y el demos común? Por la temperanza y la fraternidad

¿La destrucción de la razón, la resistencia social, la solidaridad y el demos común? Por la temperanza y la fraternidad

 [Crónicas sabatinas] Contra la ruptura antidemocrática, contra el lema: “Todo por la Patria (catalana o española)”, por la República Federal 

Este no es un conflicto de Cataluña, nunca lo fue; no es, aún menos, un conflicto de Cataluña y el estado, aunque depende de qué entendamos como estado. Es un conflicto de España, de la constitución política de la sociedad española.

Puede tener una salida unilateral, pero no tiene una solución unilateral, ni en términos de referéndum, ni en términos de DUI. Cualquier salida unilateral es una salida de parte y, por consiguiente, rompe a las clases populares.

El estado actual es resultado de un pacto, refrendado en su momento por todos. La solución ha de venir de un nuevo pacto refrendado por todos. Es lo que he planteado desde el minuto uno: la solución es una nueva constitución que en el ámbito territorial se inspire sobre dos principios: el reconocimiento de la pluralidad nacional -si lo preferís de la pluralidad de identidades nacionales- y su traducción en una arquitectura institucional federal. Y añado: para defender en esa arquitectura los intereses de las clases trabajadoras es fundamental disponer de agentes políticos unitarios y no confederalizados (este puede ser un punto de partida, pero no un punto de llegada).

Trabajar, políticamente, por otra salida es trabajar contra esa solución.

Rebelión (7.10.2017) 

Desde la desolación, la tristeza, la inquietud y la incomprensión. ¿Quiénes sacarán partido del 1-O (y de los días siguientes)?

 
 

Desde la desolación, la tristeza, la inquietud y la incomprensión. ¿Quiénes sacarán partido del 1-O (y de los días siguientes)?

[Crónicas sabatinas] Contra la ruptura del demos común; por la fraternidad… ligeros de equipaje

Muchas críticas razonables, acaso no todas, al PP. Se habla también de fraternidad y democracia. ¿Han leído alguna crítica al Gobierno de Puigdemont? ¿Sólo el PP está incendiandoCataluña? ¿Y no la han incendiado también las fuerzas secesionistas desde hace cinco años… y lo que se esconde detrás y no se dice? ¿No somos capaces de mirar con dos ojos y en dos coordenadas distintas que, como recordamos, se han apoyado centenares de veces? ¿Contra el PP todo el vale y nos cegamos? Contra el Puigdeont y lo que representa, ¿hora no toca?

Rebelión (30.09.2017)

Crónica de un choque anunciado, buscado y deseado… y con víctimas

Crónica de un choque anunciado, buscado y deseado… y con víctimas

 [Crónicas sabatinas] Contra la ruptura del demos común; por la fraternidad… ligeros de equipaje

En el XIX había consenso generalizado entre la burguesía catalana sobre su pertenencia a un estado-nación llamado España, que esa misma burguesía contribuyó decisivamente a configurar como mercado único interior, al tiempo que pasaba a utilizar masivamente el castellano como lengua, que a partir de entonces empezó a llamarse oficialmente “español” (aunque la gente seguía -y sigue- llamándolo “castellano”). Por cierto, si el regente Serrano no hubiera hecho asesinar a Prim (según testimonio póstumo de Benito Pérez Galdós), seguramente no estaríamos teniendo ahora estas discusiones “sectarias”…

Rebelión (23.09.2017)