Archivos del Autor: Salvador López Arnal

Lo que más duele (con la ayuda de Antonio Navas)

Lo que más duele (con la ayuda de Antonio Navas)

[Crónicas sabatinas] ¡Por la fraternidad, solidaridad y unidad de las clases trabajadoras españolas!

La sentencia hecha pública el pasado jueves sobre la primera época de la trama Gürtel supone que el PP sea el segundo partido político de España en recibir una condena por corrupción. ¿El segundo? Sí. El primero fue el del fallo contra la antigua Convergencia i Unió (el actual PDCat) por el caso Palau (y acaso antes otra sentencia contra Unió Democràtica de Catalunya).

Rebelión (26.05.2018)

¿Un Donald Trump .Cat dirigido por un ex presidente sionista

¿Un Donald Trump .Cat dirigido por un ex presidente sionista
desde Berlín? ¿La pesadilla era eso?

[Crónicas sabatinas] ¡Contra el supremacismo, el racismo y la hispanofobia (también contra la catalanofobia por supuesto)!

Mientras los servicios sociales de Barcelona están desbordados por los desahucios y el 15% de
las gentes que duermen en la calle en .Cat son personas que están trabajando (sus bajos salarios no
les permite acceder a un piso por el encarecimiento generalizado de los alquileres), el presidente
demediado y xenófobo tomó ayer una demediada posesión. La idea de fondo es sabida: dejar claro
que el único presidente legítimo de Cataluña es el fugado y sionista Puigdemont. Allá ellos. Eso sí,
sea como fuere, la “ceremonia” de ayer jueves representó una ofensa directa y en la cara para los
ciudadanos que aún creen en las instituciones catalanes. No para los demás. Bien pensado, bien
analizado, fue un auténtico zasca a los votantes secesionistas. Degradan ellos, no el PP ni el
gobierno español ni el Estado ibidem ni Madrid ni el españolismo ni el nacionalismo español, sus
propias instituciones. Con su pan y desprecio se lo coman.

Rebelión (19.05.2018)

¿Un homenaje al gran manipulador, acumulador, estafador y defraudador, el que se hacía llamar “molt honorable”?

¿Un homenaje al gran manipulador, acumulador, estafador y defraudador, el que se hacía llamar “molt honorable”?

[Crónicas sabatinas] ¡Contra el fanatismo secesionista, contra el insulto y la descalificación general!

En resumen, con palabras de un compañero de ASEC/ASIC: un candidato que, por ahora, considera a Puigdemont el verdadero Presidente de .Cat., un candidato ungido por el gran César; un candidato que no acepta ni por el forro la legalidad española (por ser española) y que animó a la ciudadanía separatista de .Cat a formar parte de los CDR. En fin, un futuro presidente por delegación que tiene como único objetivo conseguir la que llaman “República”, su estado secesionista excluyente. Un auténtico talibán nacionalista. Si quieren conocerle un poco más les dejo este enlace: https://politica.e-noticies.cat/un-hiperventilat-a-palau-117417.html. ¡Seguiremos hablando del gobierno (Tip y Coll) en la próxima!

Rebelión (12.05.2018)

Karl Marx (1818-1883) en Barcelona. En el bicentenario de su nacimiento

Familia

Karl Marx (1818-1883) en Barcelona. En el bicentenario de su nacimiento

[Crónicas sabatinas] ¡Contra la desunión de los ciudadanos-trabajadores!

Estoy harto de oír decir a indepes y compañeros de viaje (rollo perezroyos o sanchezcuencas -este último espécimen, con matices-) que lo de Puchi no fue un Putsch. Que no fue rebelión, ni pronunciamiento, ni golpe de Estado, ni na de na. Vamos, que, como aseguró Carme Forcadell, se trató simplemente de algo así como una “performance” para regodeo de catalanistas enragés y ludibrio de españolistas casposos. Todo porque no hubo “violencia” entendida como uso de armas y asalto a edificios públicos.

Por desgracia, nuestro sistema jurídico es poco jurisprudencial, a diferencia del “common law” anglosajón, para el que no hace falta que los delitos estén tipificados con pelos y señales en un código escrito. Un juez inglés no habría dudado ni dos minutos en darle la razón a Llarena. Porque ¿acaso no es un quebrantamiento masivo del orden constitucional el que una parte del Estado (la Generalitat lo es) decida, tras un concienzudo (aunque con no pocos flecos chapuceros) proceso de preparación de “estructuras de Estado” y leyes al margen de la constitución vigente, proclamar la instauración, en una parte sustancial del territorio del Estado, de un nuevo orden legal incompatible y en abierta contradicción con el vigente? ¿Y acaso no es ese proceso un acto masivo de violencia ejercida sin necesidad de disparar ni un solo tiro por la simple razón de que los edificios públicos ya estaban ocupados y la fuerza armada (17.000 mossos) controlada por los promotores de esa operación ? ¿Acaso la aprobación de la llamada “ley habilitante” que dio en 1933 plenos poderes a Hitler no es considerada universalmente como un “golpe de Estado” pese a que aquel acto, por el que se liquidó en Alemania todo vestigio de Estado de derecho y de democracia, se llevó a cabo también sin disparar ni un solo tiro?

Si esto acaba en plan Schleswig-Holstein versión 1.0, se habrá escrito una de las páginas más grotescas de la historia del derecho.

Miguel Candel (2018)

Rebelión (5.05.2016)