Archivos del Autor: Salvador López Arnal

De rebeliones y sediciones, cinco aproximaciones (I): Los argumentos de Carlos Jiménez Villarejo

De rebeliones y sediciones, cinco aproximaciones (I): Los argumentos de Carlos Jiménez Villarejo

[Crónicas sabatinas] ¡Por la fraternidad, contra las divisiones interesadas!

¿Y a ustedes, si viven en Barcelona o en cualquier otra ciudad catalana (¡bien, muy bien por Canovelles!), no les gustaría ver “Señor Ruiseñor”? ¿No va a decir nada la izquierda sobre este tema? ¿Están meditando, meditando y meditando?… ¿Qué meditan?

Rebelión (12.01.2019)

Un regalo (republicano y lingüístico-educativo) de Reyes

Un regalo (republicano y lingüístico-educativo) de Reyes

[Crónicas sabatinas] ¡Por acuerdos que nos permitan avanzar a todos (y no sólo a unos cuantos)!¡Por la fraternidad de la que nos habló J.A. Labordeta!

El monotema, se diga lo que se diga, va de poder y dinero (y de amnistías colaterales por desfalcos y corrupciones) y de ubicar aún más, con mayor preponderancia si cabe, a las “poderosas familias catalanas de toda la vida”, las que se consideran tales, en puestos destacados de mando y dirección en la sociedad (la ley de hierro de estos cuarenta años). Todo ello amparado en el “España nos roba, exprime, oprime, engaña y explota”. Se conocen las consecuencias del “programa emancipador”: buenos trabajos (que no son, en algunos casos, trabajos propiamente), excelentes remuneraciones, redes que dan más poder y contactos, favoritismos, clientelismos familiares, silencio sobre lo que no conviene hablar, buena vida burguesa, buenas herencias para seguir la rueda y así siguiendo. Se
les forma para eso, para mandar y dirigir.

Rebelión (5.01.2019)

¡Feliz año nuevo!… ¿Feliz 2019 en .Cat?

¡Feliz año nuevo!… ¿Feliz 2019 en .Cat?

[Crónicas sabatinas] ¡Por la fraternidad, contra las identidades nacionales excluyentes!

Se seguirá hablando, mañana, tarde y noche, sin fiestas reservadas para la reflexión, de opresiones, presos políticos, exilios, un país sin libertad. Etc. Los asuntos obreros, que ahora llamamos “cuestiones sociales”, no se ubicarán apenas en el ágora y apenas a nadie le importará la desesperación y el sufrimiento de muchos conciudadanos (si sale el tema ya se sabe la respuesta: “La culpa es de Madrid”).

Rebelión (29.12.2018)

En lo que yo no creo

En lo que yo no creo

[Crónicas sabatinas] ¡Por la fraternidad! ¡Contra los que nos quieren llevar (y nos están conduciendo) a caminos de desgarro y confrontación!

Este próximo mes de Enero de 2019 se cumplen 100 años de la Revolución Espartaquista y del asesinato de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht a manos de los Freikorps. Todos los años, el segundo domingo de cada mes, se celebra una manifestación que recorre las calles de Berlín hasta el memorial al socialismo que se encuentra en el Cementerio de Friedrichsfelde, donde se rinde homenaje a Luxemburg y Liebknecht y a otros tantos y tantas luchadoras socialistas, incluida la Brigada Thälmann que luchó defendiendo la República. La manifestación de este año será el domingo 13 de enero.

Rebelión (22.12.2018)

¿De verdad que falta finezza democrática a quienes piden la dimisión de Torra, el presidente-vicario que ha recuperado “la vía eslovena”?

 

¿De verdad que falta finezza democrática a quienes piden la dimisión de Torra, el presidente-vicario que ha recuperado “la vía eslovena”?

[Crónicas sabatinas] ¡Contra los líderes mesiánicos, contra quienes quieren arrastrarnos hacia senderos y escenarios de enfrentamiento civil!

Por la defensa del Estado Social y Democrático de Derecho, bienvenido sea el Gobierno de España a la Ciudad de Barcelona

Rebelión (15.12.2018)

Andalucía desde la Cataluña no secesionista

Andalucía desde la Cataluña no secesionista

[Crónicas sabatinas] ¡Contra los nacionalismos que excluyen y se retroalimentan extrayendo de todos nosotros nuestro peor yo!

Una mujer de 84 años falleció el pasado 15 de noviembre en el hospital de Palamós (Gerona) después de permanecer siete horas en urgencias a al espera de ser atendida. Con palabras de su hija: “A las siete horas apareció una doctora y después de oír cómo les decía a los auxiliares que si no venía el médico enseguida mi madre se moría, se la llevaron a una sala de reanimación. Cuando salió la doctora me dijeron que estaba muerte”. Si la mujer fallecida hubiera sido una persona de las 400 familias con mando en plaza en .Cat no hubiera fallecido o no se hubiera tardado siete horas en atenderla. Seguramente hubiera ido a otro hospital. No es demagogia. Es la simple y dura realidad. Las desigualdades sociales en el ámbito de la sanidad y los ataques sistemáticos neoliberales durante largos años están detrás seguramente.

Rebelión (8.12.2018)