Archivos del Autor: Salvador López Arnal

Cinco pecios federalistas

Cinco pecios federalistas

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del nacionalismo-secesionismo

Una propuesta sustativa de Miguel Candel, el presidente de AS(EI)C (Assemblea Social de l’esquerra (izquierda) a Catalunya): “¿Qué tal si en la nueva constitución (ya estoy oyendo las risas) se suprime la referencia a “nacionalidades” (y, por supuesto, a naciones) y se define a España como “comunidad de ciudadanos respetuosa con las diferentes tradiciones culturales que han convergido y contribuido a su desarrollo histórico desde los albores de la Edad Moderna hasta la actualidad”. Bye bye, Guifré el Pilós, bye bye, Cid Campeador…”. ¿Les parece muy mala la idea? A mí no.

Rebelión (9.07.2016)

¿Han sido los resultados en Cataluña muy distintos de los del resto de España?

¿Han sido los resultados en Cataluña muy distintos de los del resto de España?

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del nacionalismo-secesionismo

“Hace falta todavía mucho tiempo, mucho trabajo, mucha, muchísima gente trabajando durante años y paños, hace falta mucha socialización de experiencia, hace falta gente organizada, socializada en comunes, en colectivos, en gente creando sociedad nueva. Hacen falta millones de “animales políticos” (Aristóteles), no átomos dispersos. En definitiva, hace falta mucha cultura nueva para salir de la actual fase de conciencia económico-corporativa para poder pasar a una fase ético-política” Joan Tafalla (2016)

Rebelión (2.07.2016)

Frankestein, Shelley y unos versos arañados en la pared de un calabozo fascista, y una sugerencia para el 26J

Frankestein, Shelley y unos versos arañados en la pared de un calabozo fascista, y una sugerencia para el 26J

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del nacionalismo-secesionismo

Pues ya saben: cuando mañana vayan a depositar su voto, piensen también en eso, en la forma en que podemos lograr llamar horror al horror, tortura a la tortura, y muerte a la muerte. Por dignidad, porque la verdad acostumbra a ser revolucionaria o cuanto menos radical-reformista-allendista. Y, sobre todo, porque la gratitud y el recuerdo son también una manifestaciones de la solidaridad y fraternidad de los pueblos, de las clases trabajadoras.

Rebelión (25.06.2016)

Tal como éramos, tal como somos

Tal como éramos, tal como somos

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del nacionalismo-secesionismo

“Pero si hay momento que dejó en mí una huella imborrable de valor que alcanzaba hasta la temeridad, de esos que te cuestan la vida, pero no porque te vayan a matar en ese instante, sino porque desde ese momento dejarás de vivir como los demás y serás un enemigo al que hacer pagar tu valor y tu dignidad. Uno fue el de aquellos dos muchachos negros que en los Juegos Olímpicos de México, subidos al podio, oro y bronce respectivamente, se descalzaron, se pusieron un guante negro y levantaron el puño en señal de orgullo militante ante una sociedad literalmente perpleja, que se lo hizo pagar a un costo digno de una dictadura de mediocres, o lo que es lo mismo, de clases medias orgullosas de su estupidez sin paliativos. El otro es el Cassius Clay-Muhammad Alí respondiendo al tribunal militar que le quería llevar a la guerra de Vietnam. “No iré. A mí ningún vietcong me ha llamado nunca negrata”. Le quitaron todo lo que tenía y no sólo los beneficios de su larga carrera deportiva, sino que le retiraron de las competiciones y le robaron hasta los trofeos que había ganado hasta entonces. Hubo de empezar de cero mientras la sociedad de la democracia y la libertad aceptaba inmutable, incluso gozosa, hacerle pagar a aquel negrata arrogante que no era digno de ser admitido, aunque fuera de tapadillo, en una sociedad de blancos” (Gregorio Morán, 2016).

Rebelión (18.06.2016)

La estrategia política del atrápalotodo

La estrategia política del atrápalotodo

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del nacionalismo-secesionismo

Sea como fuere, la cuestión es que, ¡de nuevo!, tal como están las cosas, En comú Podem, que forma parte de Unidos Podemos, se presenta a estas elecciones con una estrategia calculada de “no decir”. Se apuesta por un “dret a decidir” inexistente (sabiendo perfectamente que lo es, que es inexistente, pero no importa) pero no se dice ni pío por la apuesta federal que Unidos Podemos tiene en su proyecto conjunto.

Rebelión (11.06.2016)