Archivos de la categoría: Opinión

Rajoy se va: A los 6 años triunfa la moción de censura

Rajoy se va: A los 6 años triunfa la moción de censura

En definitiva, Pedro Sánchez, el PSOE, sus avaladores, tanto los oportunistas que piden un ministerio como los que quisieran volver al fracasado “procés”, tendrán que hacer frente a una nueva realidad en la que ya no valdrán los ataques furibundos a un enemigo desahuciado, sino los hechos socioeconómicos y políticos. Veremos entonces si Pedro Sánchez tiene la talla política que hasta ahora no se le ha visto y si, además, es capaz hacer que el PSOE rectifique sus políticas y de dar un giro a la izquierda de verdad en vez de predicarlo retóricamente. Y miren por dónde, eso debería comprender la política económica y social, hasta ahora escorada al neoliberalismo, la militar, partidaria de todas las intervenciones en Yugoslavia, Libia, Siria…, y la internacional, tan agresiva con Venezuela y Maduro, para no ir más lejos.

La República (6.06.2018)

Sánchez y el fin del procés

Sánchez y el fin del procés

La llamada hecha por Torra a iniciar un proceso constituyente participativo como epílogo del referéndum del 1-O es exactamente eso: seguir dando vueltas a ninguna parte. En cambio, la llegada de Sánchez a la Moncloa –con un Gobierno particularmente prometedor– supone un factor más de debilitamiento estructural del separatismo, representa una nueva etapa en la política española (junto al adiós de Mariano Rajoy al frente del PP) y permite evidenciar con más fuerza el fin del procés. Lo que venga a partir de ahora será otra cosa.

Crónica Global (6.06.2018)

Señor presidente, ¡atención a la DUI! (II)

Señor presidente, ¡atención a la DUI! (II)

Todo lo descrito expresa una amplia conspiración, socialmente minoritaria, en la que ciudadanos, carentes de toda representatividad, y políticos electos suman sus esfuerzos para un objetivo insurreccional, como era la fragmentación territorial del Estado español. Y, que no se olvide, sin que la inmensa mayoría ciudadana hubiera podido pronunciarse. Y añaden, lo que agrava aún más el proceso, que si Cataluña fuera “intervenida política y jurídicamente por el Estado español”, ”la ciudadanía emerge como el agente político que impulsa el proceso de independencia”. Preocupante conclusión, en la medida en que expresaba un llamamiento a una parte de la sociedad para imponer al resto la ruptura constitucional que los dirigentes políticos se veían incapaces de llevar a cabo. Lo que, en definitiva, expresa, como en tantos momentos de este proceso, el reconocimiento del fracaso político del proyecto independentista. Luego, se sucedieron los hechos radicalmente subversivos, con momentos críticos de suma violencia, de septiembre y octubre de 2017. La respuesta penal fue y es inexcusable.

Crónica Global (6.06.2018)

Sánchez, sorpresa con oportunidades

Sánchez, sorpresa con oportunidades

La fortaleza de Sánchez a corto plazo no es política sino psicológica. Radica en haber hecho posible lo que quería gran parte de la ciudadanía: dejar atrás la etapa de Rajoy y sus nefastos ministros, no solo por la corrupción, también por su desidia e ineptitud ante los problemas sociales. El cambio del principal actor en la política española supone también una buena noticia para mejorar el enfermizo clima nacionalista en Catalunya. Ofrece una oportunidad para el diálogo, que no para la negociación mientras el separatismo solo quiera hablar de independencia y “presos políticos”. Pero que ERC y PDECat hayan votado a Sánchez les obliga a cambiar el discurso porque España ya no es el PP. Es sorprendente que hayan preferido perder ese señuelo que atraía a tantos catalanes. Eso abre una oportunidad para los constitucionalistas que se suma al grave error de Carles Puigdemont de designar como president al xenófobo Quim Torra.

El Periódico (3.06.2018)