• ASEC/ASIC | Assemblea Social de l'Esquerra de Catalunya / Asamblea Social de la Izquierda de Cataluña


¿Quién pondrá el primer muerto? Cataluña camina hacia el abismo del enfrentamiento civil

¿Quién pondrá el primer muerto? Cataluña camina hacia el abismo del enfrentamiento civil

Sobre las fuerzas constitucionalistas recae una enorme responsabilidad. ¿Serán capaces de crear un marco político común, llámese como se llame, que defienda algo tan elemental como la convivencia democrática en Catalunya? De no estar a la altura de las circunstancias, la siguiente pregunta a responder será: ¿Quién pondrá el primer muerto?

Crónica Popular (17.05.2018)

El xenófobo Torra y el aprovechategui de Rivera

El xenófobo Torra y el aprovechategui de Rivera

La situación es grave, pero el Estado español cuenta aún con muchos instrumentos para controlarla siempre que los partidos constitucionalistas quieran y adopten de forma unánime una postura firme y enérgica, reaccionando inmediatamente ante cualquier reto, y no permitiendo el rearme de las organizaciones soberanistas. Pero sobre todo, huyendo de la tentación de convertir Cataluña en un asunto electoral y deponiendo cualquier actitud oportunista o de aprovechategui.

República (17.05.2018)

Un relato veraz sobre Euskadi

Un relato veraz sobre Euskadi

Euskadi 1960-2011. Dictadura, transición y democracia. Madrid: Biblioteca Nueva, 2017

Como catalán he de decir que no he podido evitar hacer un paralelismo entre el proceso de deriva soberanista de Euskadi y el que padecemos en Cataluña. Hay algo que parece calcado: un relato nacionalista, distorsionado y mítico, que se va apoderando del imaginario social. Un esquema que se repite: nacionalismo que empieza gobernando en el marco autonómico pero que deriva hacia un soberanismo en el que ya no importa gobernar sino dar un salto político que es un salto en el vacío. Años en los que el nacionalismo moderado (PNV, CDC) articula un frente soberanista en el que cae en manos del voto extremista (abertzales, CUP). Un totalitarismo que ve imponiendo en la exclusión de los ciudadanos que no se identifican con el proyecto soberanista. Lo que se dió como tragedia parece repetirse como comedia. No ha existido en Cataluña esta “comunidad de violencia” que existió en Euskadi, afortunadamente. Pero las consecuencias también son dramáticas.

Rebelión (17.05.2018)