Archivos del Autor: Joaquim Coll i Amargós

El fracaso de Jaume Giró

El fracaso de Jaume Giró

Se suponía que la creación del fondo con 10 millones era otra genialidad del procesismo, pero la gran banca no ha querido saber nada

Que en pocas horas el ‘conseller’ de Economia decidiese cambiar de criterio y recurrir directamente a fondos públicos para avalar las fianzas que exige el Tribunal de Cuentas (TdC) a los 34 ex-altos cargos del Govern por los gastos del procés muestra el fracaso del ardid inventado por Jaume Giró. Este oscuro personaje salió en su día por la puerta trasera de la Caixa, donde ocupaba una altísimo puesto directivo, cuando Isidré Fainé descubrió su apoyo secreto al independentismo mientras a los colegas del Ibex les decía otras cosas. Más tarde acabó en la candidatura de Joan Laporta para el Barça, aunque cuando llegó el momento de los avales, como nuevo directivo, hizo mutis por el forro con extrañas excusas. Finalmente, el notición fue que, tras la renuncia de Elsa Artadi a entrar en el Govern, Giró fuera propuesto por Junts para ocupar la crucial cartera de Economia. 

Continuar leyendo

Todo vale, todo mal

Todo vale, todo mal

La dinámica política española es enormemente destructiva. Hace ya mucho tiempo que en España no hay asuntos de Estado. Ni la cuestión territorial, que hace años debería haber sido motivo de un gran pacto para reformar la Constitución, ni la memoria histórica, que se banaliza hasta límites vergonzosos, ni tampoco nuestra limitada política exterior. Todo se utiliza y se retuerce, como las palabras, para atacar al adversario, aunque la hemeroteca señale clamorosas contradicciones entre lo que se decía cuando se estaba en el Gobierno y lo que se afirma ahora desde la oposición. Por desgracia, todo vale, todo mal.

Crónica Global (21.07.2021)

Descatalanizar la política española

Descatalanizar la política española

Descatalanizar no implica que ERC no vaya a apoyar los Presupuestos de Sánchez para 2022. Eso ya lo pactó con Pere Aragonès en la Moncloa hace 15 días. ¿A cambio de qué? Pues, por ejemplo, el Gobierno no interpondrá recurso al Constitucional sobre el mecanismo que el consejero de Economía Jaume Giró ha diseñado para hacer frente a los embargos del Tribunal de Cuentas sobre el patrimonio de los 34 ex altos cargos de la Generalitat. A muchos nos huele a fraude de ley, a otro peligroso boquete en el Estado de derecho, pero para Sánchez “solo son negocios”.

Crónica Global (14.07.2021)

Un Constitucional sin sentido de Estado

Un Constitucional sin sentido de Estado

El problema no es que la sentencia contra el estado de alarma castigue al Gobierno, sino que la vía que plantea es el estado de excepción, cuya aplicación es mucho más peligrosa para las libertades públicas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, tiene mucha razón en su crítica al Tribunal Constitucional. Una exigua mayoría ha optado por enfangarse en un debate doctrinal con fuertes implicaciones partidistas (pues no olvidemos que el recurso fue interpuesto por Vox), en lugar de primar el sentido de Estado ante un escenario que nadie pudo prever antes. Pero lo más inquietante es que la alternativa que plantea para futuras crisis sanitarias es peor. La división entre los magistrados ha sido ideológica, aunque con notables excepciones, ya que ha habido dos miembros conservadores, el propio presidente, Juan José Rivas, y el vocal Andrés Ollero (exdiputado del PP), que han votado en contra de la ponencia de Pedro González-Trevijano, del ala más derechista del tribunal. En el otro lado, la profesora Encarnación Roca, que llegó al TC de la mano de CiU con el voto del PSOE, inicialmente dentro del bloque progresista, ha acabado apoyando la inconstitucionalidad de la aplicación del estado de alarma. Escisión ideológica, pero con matices. 

Continuar leyendo

Ley trans, el dislate del generismo

Ley trans, el dislate del generismo

No es extraño que el feminismo radical se haya puesto en pie de guerra, la nueva norma es un salto que puede tener graves afectaciones, como ya se están viendo en algunos países

La ministra de Igualdad, Irene Montero, habla mucho, pero escucha poco. De eso se quejan los médicos especialistas en transexualidad, así como numerosos grupos feministas, que no han sido atendidos y que se muestran alarmados, particularmente preocupadas en tanto que mujeres, por el cambio de paradigma que representa el proyecto de ley trans que el Consejo de Ministros aprobó la semana del orgullo LGTBI. El asunto es complejo porque dicha propuesta mezcla conceptos diferentes, sexo y género, con graves consecuencias política y jurídicamente. De entrada utiliza un genérico inespecífico, ley “trans”, que la ciudadanía identifica con las personas transexuales, con la mejora de sus derechos, algo que casi todo el mundo celebra en nuestra sociedad, pese al inquietante aumento de agresiones homófobas. España es un país pionero en el reconocimiento de la transexualidad y desde 2007 dispone de una importante ley, susceptible de ser mejorada. Sorprendentemente, hay un deliberado intento por hacernos creer que hasta ahora no se había hecho nada.

Continuar leyendo