Archivos del Autor: Félix Ovejero

Cataluña: la victoria de la ficción

Cataluña: la victoria de la ficción

El autor lamenta que, con la llegada del nuevo Gobierno de coalición en España, el nacionalismo catalán se ha rehecho

Les confieso que, en las horas más cenizas, algunos no evitamos una pregunta contrafáctica: si volvieran a intentarlo, ¿qué haría el Gobierno? Yo, de naturaleza confiada, no dudo de que el gobierno cumple la Constitución, de lo que no estoy tan seguro es de la otra parte del juramento, de que obligue a cumplirla.

[En este enlace se puede leer el texto completo del artículo]

El Mundo (10.03.2020)

Variantes conservadoras

Variantes conservadoras

La buena disposición intelectual atiende antes al cómo se defiende que al qué se defiende. Las instituciones se han de medir por sus resultados y las ideas o las propuestas por la calidad de los argumentos que las sostienen. Por eso resulta tan reaccionario el “de qué se habla que me opongo” como el “de qué se habla que me apunto”. En ambos casos se procede por reacción, sin pensar. Irracionalmente.

[En este enlace se puede leer el texto completo del artículo]

El Mundo (6.02.2020)

Los mimbres reaccionarios del Gobierno de progreso

Los mimbres reaccionarios del Gobierno de progreso

El autor se asombra de que se intente vender como progresista un Ejecutivo que va a estar en manos del PNV y de ERC, dos partidos en los que se da la peor combinación: la etnia al servicio de los privilegios

Durante los últimos cuarenta años no han hecho otra cosa que sembrar los cimientos institucionales –con las políticas lingüísticas en primer lugar– de la nación imaginaria que justificaría levantar fronteras y convertir a conciudadanos en extranjeros. Pues bien, el gobierno de todos los españoles se va urdir con estos mimbres: etnia, privilegios y desigualdades. Exactamente aquello contra lo que se forjaron las ideas de izquierda desde la Revolución Francesa. Ver para creer.

[Se puede leer el texto entero del artículo en este enlace]

El Mundo (3.01.2020)

Menos es mejor

Menos es mejor

La utilización de requisitos asociados a “lenguas propias” en el acceso a las posiciones sociales o laborales, con independencia del mérito o el talento, en aras de asegurar su conservación, viola elementales consideraciones de igualdad y, dicho sea de paso, de buena asignación de recursos públicos

El Mundo (12.09.2019)