Archivos del Autor: Félix Ovejero

Anatomía de un trastorno normalizado

A Quitllet se la nombra no a pesar de ser independentista, sino porque lo es

Anatomía de un trastorno normalizado

He esperado unas semanas a ver cómo se recibían dos locuras de nuestro ya de por sí bastante desquiciado paisaje político: la vindicación de Zapatero de ministros independentistas y el nombramiento de una periodista independentista, Rosa María Quitllet, como jefa de los informativos de RTVE en Cataluña. La dos relacionadas. La reclamación del primero encuentra su traducción en el cargo de la segunda: la gestión y la defensa de la vida de todos depositada en quienes proclaman su intención de destruir la comunidad compartida. Tampoco es una novedad: el ministro de Universidades celebró el pasado octubre el vandalismo independentista.

Continuar leyendo

Miénteme (con muchos números) y dime que me quieres

Miénteme (con muchos números) y dime que me quieres

El autor subraya que mal podían planificar nuestros dirigentes ante la grave crisis cuando ni siquiera tenían un mapa de la situación, los datos básicos

Naturalmente, un gobierno sin afán de verdad no tenía problemas para cebar nuestra fantasía con ilusión de rigor, con esas invocaciones a “la ciencia”, que ya por su simple construcción sintáctica confirmaban su ignorancia acerca de en qué consiste la ciencia. Decían saber e iban a ciegas. Mal podían planificar cuando ni siquiera tenían un mapa de la situación, los datos básicos. Aunque, bien es verdad, una parte de la culpa no era suya sino de un sistema autonómico incapaz de compartir el historial clínico de sus ciudadanos y en el que cambiar de comunidad es como cambiar de país.

Las predicciones resultan complicadas. Pero nosotros nos resistimos a aceptarlo. Uno de los premios Nobel de Economía más indiscutidos, Kenneth Arrow, ilustraba esas dos circunstancias con su experiencia como meteorólogo durante la Segunda Guerra Mundial, cuando quiso convencer a sus superiores de la inutilidad de sus informes: “Los estadísticos que había entre nosotros verificaron las previsiones y descubrieron que no diferían del azar. Los propios encargados de preparar los pronósticos estaban convencidos de tal extremo y pidieron que dejaran de hacerse. La respuesta decía aproximadamente lo siguiente: “El general en jefe es consciente de la inutilidad de las previsiones meteorológicas. Sin embargo, las necesita por motivos de planificación”.

Continuar leyendo

Pactar en el desierto

Pactar en el desierto

Se puede ser consistente en la inconsistencia. Es el caso de nuestro degradado PSOE, desde aquel memorable “los independentistas no pueden ser en ningún caso aliados nuestros, ni para una moción de censura”, de Ábalos, hasta los recientes “con Pablo Iglesias a ningún lado” o “no voy a permitir que la gobernabilidad de España descanse en partidos independentistas”, de Sánchez. No se trata de correcciones de programa ante cambios en el mundo como la de Zapatero en mayo del 2010, asumida incluso con épica: “cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”. Sánchez anda más cerca, si acaso, de las inconsistencias pragmáticas del propio Zapatero cuando, en los mismos días en los que –naturalmente avalado por estudios de disciplinados académicos— se escandalizaba ante la crispación del PP, convenía en la necesidad de crispar a la opinión pública en obsceno compadreo con un periodista propicio a las homilías. Pero ni siquiera: la “pillada” con Iñaki Gabilondo, amén de mostrarnos las sórdidas entrañas del buenismo, se podía cargar en la contabilidad de las escaramuzas de campaña.

Continuar leyendo

Cuando se acaba el recreo

Cuando se acaba el recreo

El autor lamenta que, en la hora de los arqueos contables, las planificaciones y hasta de la genuina ingeniería social, haya palabreros que deben pilotar decisiones que no abandonan la agitación y la propaganda

Ojalá esta pesadilla, que se va a llevar a tantas vidas por delante, se lleve también tanta palabrería hueca y recuperemos la dignidad de las palabras sencillas, “secas como el esparto”.Sí, la España de Cervantes.

[Enlace al artículo completo en esta foto]

El Mundo (10.04.2020)