Archivos del Autor: Félix Ovejero

La democracia, un lujo

La democracia, un lujo

El autor analiza el populismo de las democracias y reconoce que las sociedades no dudan en sacrificar libertades y derechos cuando vienen mal dadas

Las instituciones son diseños humanos para conseguir objetivos. Las instituciones políticas, en particular, se justifican por su capacidad para reconocer y solucionar nuestros problemas colectivos. Una caracterización austera que, sin embargo, está lejos de ser compartida, pues no faltan quienes asumen una visión esencialista de la política, como un modo de realización de los talentos humanos. La interpretación escolar del zoon politikon: la política como actividad creativa y, por tanto, la participación buena por sí misma.

Continuar leyendo

Las ligas menores

Las ligas menores

Una explicación centralista de la Presidencia del Gobierno es mercancía averiada que el nacionalismo ha puesto en circulación y que tantos compran sin tasar. Otra más.

Si no me fallan las cuentas, Aznar es el único presidente de Gobierno de la democracia que previamente había sido presidente de una comunidad autónoma. Antes de acudir a la explicación previsible, el centralismo, entretengan unos minutos en recordar la procedencia de los inquilinos de la Moncloa. Madrileños, dos. La explicación centralista es mercancía averiada que el nacionalismo ha puesto en circulación y que tantos compran sin tasar. Otra más.

Continuar leyendo

Desconfíen de este artículo

Desconfíen de este artículo

Casi todo lo que damos por supuesto no se corresponde con lo que manifiestan las investigaciones

En estos días geopolíticos ha circulado una infografía que, mediante una serie de círculos de diverso diámetro y coloración, inventariaba distintas cadenas causales a partir del inicio de la invasión rusa. Tonalidad y tamaño transmitían información sobre la probabilidad (segura, alta, media y baja) de que un acontecimiento desembocara en el siguiente. Así, por citar uno entre tantos hilos, al estallido de la guerra le seguía el caos de la economía ucraniana, la caída de sus exportaciones, el hundimiento de la agricultura, el aumento de los precios de los alimentos y diversas presiones inflacionarias en el mundo entero. La cartografía se complicaba -o matizaba- aún más porque muchos círculos estaban en el origen de varias tramas causales diferentes: las restricciones al gas ruso en Europa tenían consecuencias económicas, pero también en políticas ambientales que favorecían al Partido Republicano en Estados Unidos. Aún más, en muchos casos, las secuencias se interferían y amplificaban. En total, cerca de un centenar de círculos que, si se considera la trama de interacciones, daría pie a varios miles de historias posibles del mundo.

Continuar leyendo

La complicada libertad de expresión

La complicada libertad de expresión

El problema no radica en que sean buenos o malos, en que se comprometan en las buenas causas o con las indecentes, sino en el hecho de que puedan decidir cuáles son las buenas causas: qué es lo importante es precisamente lo que nos corresponde decidir a los ciudadanos, el debate que se nos hurta. Al menos si nos preocupa la libertad de expresión y la democracia.

Continuar leyendo

Sectarismo con amor

Sectarismo con amor

Nuestra izquierda ha abusado hasta la fatiga de ese “argumento” –que es la negación de la posibilidad de argumentar—que descarta el diálogo “porque tú no lo puedes comprender”. Asoma, inmediatamente, en el nacionalismo y, más elaboradamente, en el feminismo de última generación, en particular en algunas interpretaciones de lo que se da en llamar perspectiva de género, disparatadas y contradictorias.

Continuar leyendo

Menos Mao y más Marx

Menos Mao y más Marx

¿Hay modos de vida mejores que otros? Y si es así, ¿debe el Estado alentarlos o debe ser estrictamente neutral?

Uno de los debates menos extravagantes que ocupan a los filósofos políticos gira en torno a la pertinencia de subvencionar la ópera. La discusión, aparentemente menor, apunta a asuntos de enjundia que inevitablemente ha de abordar toda sociedad liberal: ¿Hay modos de vida mejores que otros? Y si es así, ¿debe el Estado alentarlos o debe ser estrictamente neutral?

Continuar leyendo