Archivos del Autor: Félix Ovejero

La paradoja de la guerra cultural

La paradoja de la guerra cultural

[Enlace al artículo completo]

El autor se vale de varios episodios protagonizados en el marco del independentismo catalán para ilustrar su teoría sobre la impermeabilidad de los ciudadanos a los datos y los razonamientos contrarios a sus ideas

El constitucionalismo podrá perder mil veces en Cataluña, pero eso no mitigará la miseria moral de los nacionalistas

El Mundo (23.09.2022)

Me rindo

Me rindo

Los simples no dan tregua. Hemos perdido. El mundo es de los ‘unga, unga’.

Me rindo

Mucho se ha escrito sobre el populismo. Pocas veces un concepto nacido en los poco frecuentados territorios de la ciencia política se ha difundido con tanta rapidez. Y con la popularidad ha llegado la imprecisión: cada uno lo usa como quiere y, sobre todo, contra quien quiere. Con todo, aunque a estas alturas no hay mucho acuerdo acerca de qué sea eso del populismo, sí hay cierto consenso acerca de su rasgo fundamental: un diagnóstico simple de problemas complicados.

Continuar leyendo

¿Mitos democráticos?

¿Mitos democráticos?

El autor lamenta que la historia sea el andamio que sostiene las mitologías nacionalistas. Y reivindica el concepto de ‘ciudadanía’ frente al movimiento identitario que busca la división de las sociedades.

Una sociedad hondamente democrática debería recordar esas fechas [las del asesinato de Miguel Ángel Blanco o del intento golpista del otoño de 2017]. Sería el mejor modo de reconocernos miembros de una nación democrática. Naturalmente, no ignoro que se trata de una fantasía, de que nuestra historia oficial, la que lleva camino de ser obligatoria, la están escribiendo quienes amenazaron vidas y libertades en aquellos memorables momentos constitucionales.

Continuar leyendo

La historia, al dictado

La historia, al dictado

Se han consolidado diversas mitologías, todas elaboradas con mimbres falsos, y muy especialmente entre los nacionalistas

Se ha repetido hasta la fatiga: no hay historia oficial. Porque no hay verdades oficiales. Y la historia, si se quiere conocimiento, va de la verdad, de la aspiración a la verdad. Un proceso en continua revisión, nuevas informaciones corrigen y matizan los conocimientos anteriores. Lo propio de la ciencia. Así ha sucedido también con nuestra historia, objeto de reconsideraciones sin tregua. Es sencillamente falso que hayamos ignorado nuestra historia.

Continuar leyendo

El cuento de la diversidad lingüística

El cuento de la diversidad lingüística

El autor reflexiona sobre el debate lingüístico en torno a la normalización de las “lenguas propias” y considera que hay que minimizar la diversidad y que cuantas menos lenguas haya será mejor

Muchos recordarán el chiste. Un responsable de recursos humanos pregunta a un candidato a un puesto de trabajo: “¿Cuántos idiomas habla?”, a lo que este contesta: “Alemán, francés, inglés e italiano”. Muy impresionado, el primero, quizá nacionalista, le pide una precisión más: “Excelente, excelente…pero, pensar ¿en qué piensa?”, a lo que el candidato, en un alarde de sinceridad que, es de temer, no será tenida en cuenta, replica: “¿Yo?, pues, en follar, como todo el mundo”.

Continuar leyendo

El lugar de la tercera España

El lugar de la tercera España

La tercera España, por democrática, era republicana. Por las mismas razones que hoy defiende a Felipe VI y duda de los republicanos.

El mes pasado, a cuenta de anual recordatorio de la Segunda República, David Mejía entrevistó a Andrés Trapiello. La entrevista, como todas las de Mejía, no tenía desperdicio. Claro que, esta vez, el entrevistado facilitaba las cosas. Las entrevistas con el autor de Las armas y las Letras son un festín. El destacado de la entrevista, que acostumbra a mostrar la temperatura moral de los entrevistadores, podría justificar varios congresos académicos o, si quieren, por referirme a cosas más serias, figurar en el frontispicio del Congreso de Diputados: “Los valores republicanos están hoy mejor defendidos por la monarquía que por la mayor parte de la izquierda y los nacionalistas”.

Continuar leyendo