• Assemblea Social de l'Esquerra de Catalunya / Asamblea Social de la Izquierda de Catalu√Īa (ASEC/ASIC)


Artículo destacado

Manifiesto: “En apoyo a la reuni√≥n en Barcelona del Gobierno de Espa√Īa”

MANIFIESTO: “En apoyo a la reuni√≥n en Barcelona del Gobierno de Espa√Īa”

Por la defensa del Estado Social y Democr√°tico de Derecho, bienvenido sea el Gobierno de Espa√Īa a la Ciudad de Barcelona

[Este Manifiesto est√° abierto a la adhesi√≥n de otras organizaciones que se ir√°n a√Īadiendo, al pie del mismo, a medida que se vayan sumando (ver al final)]

Es un hecho conocido, por el que se felicitan algunos, que la presencia del Estado en Catalu√Īa ha disminuido progresivamente en los √ļltimos decenios, hasta llegar a una situaci√≥n casi testimonial. A esa falta de presencia no le han puesto t√©rmino hasta el momento ninguno de los sucesivos gobiernos, con independencia de su adscripci√≥n pol√≠tica. Y viene a cuento resaltarlo ahora cuando el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, acusa constantemente al actual ejecutivo de dejadez. Habr√≠a que recordarle que la citada ausencia institucional se aceler√≥ a partir de la firma del llamado ‚ÄúPacto del Majestic‚ÄĚ entre Jos√© M¬™ Aznar y Jordi Pujol.

Continuar leyendo

La contienda electoral por Barcelona se clarifica a la espera de los convergentes

La contienda electoral por Barcelona se clarifica a la espera de los convergentes

Los ‘comuns’ y ERC se mantienen favoritos en una carrera incierta por la irrupci√≥n de Valls, la posibilidad de elecciones generales o los vaivenes del proc√©s

Candidatos como Maragall y Valls han empezado a esbozar su programa: el primero, con acento izquierdista; el segundo, centrado en la seguridad

El cabeza de lista postconvergente saldr√° de la pugna entre el PDeCAT, que vot√≥ a Neus Munt√©, y Junts per Catalunya, que busca una figura independiente

El diario (16.12.2018)

Elecciones en Andalucía

Elecciones en Andalucía

Al mismo tiempo, esa estrategia rid√≠cula de Adelante Andaluc√≠a haciendo hincapi√© en el andalucismo como si regres√°ramos a los a√Īos setenta, que ha llevado incluso a prohibir en sus actos electorales todas las banderas que no fueran la andaluza, y despreciando el discurso de lucha de clases, ha perturbado y disgustado a las clases trabajadoras, que son la base electoral de la izquierda, que siempre se han sentido internacionalistas. Sin que se entienda semejante t√°ctica, como si las reivindicaciones de los independentistas catalanes hubiesen contaminado la ideolog√≠a y el programa de las fuerzas de izquierda andaluzas.

P√ļblico (18.12.2018)