Archivos del Autor: Miguel Candel Sanmartín

Rojipardismo, gatopardismo y la jaula dorada

Rojipardismo, gatopardismo y la jaula dorada

Mientras no sea así, amigos de la izquierda de plastilina tutti colori, andad con cuidado al llamarnos rojipardos. Porque con ese adjetivo rima otro mucho más preciso, del que os estáis haciendo acreedores como perfectos ejecutores del programa de renovación-perpetuación del dominio de la derecha económica y social, consistente en cambiarlo todo para que todo (lo esencial) siga igual: gatopardos.

El Papel (14.05.2022)

El conflicto Rusia-Ucrania (o no hay efecto sin causa)

El conflicto Rusia-Ucrania (o no hay efecto sin causa)

Lo mínimo que cabe exigir, en una situación tan dramática como la que estamos viviendo, es que se centren todos los esfuerzos en poner fin cuanto antes a la destrucción y la matanza. Y hacerlo además de tal manera que desaparezcan los motivos de recelo que unos y otros puedan albergar sobre las intenciones de la otra parte. 

Diario Progresista (9.04.2022)

Federalismo jacobino. ¿Un oxímoron?

Federalismo jacobino. ¿Un oxímoron?

Se ha dicho que a la estructura territorial de este país le faltan aún ciertas dosis de descentralización para llegar a ser federal. Todo lo contrario: le sobran bastantes. De manera que propugnar aquí y ahora un Estado federal sin correcciones de talante “jacobino”, de reforzamiento de lo común en aras de la efectiva igualdad de derechos de todos los ciudadanos, es seguir haciéndoles el juego a los caciquiles promotores de taifas y, por parte de la izquierda, propiciar que la identificación de la unidad territorial y ciudadana de España con un proyecto político de la derecha acabe resultando una profecía autocumplida.

El Papel (5.12.2021)

La abdicación de Pablo Iglesias (nota breve)

La abdicación de Pablo Iglesias (nota breve)

De modo que reprocharle, al ex-vicepresidente o a cualquier otro político, que hable y al hablar pretenda hacerlo en nombre de ciertos grupos o sectores sociales, es como reprocharle a la lluvia que moje el suelo. Lo que hay que reprocharle, llegado el caso, es que sus palabras falten a la verdad o al respeto al adversario. Y, en el caso que nos ocupa, no diré “reprochar”, pero sí mostrar la inconveniencia de ir tan “por libre” dentro de un gobierno de coalición que, en principio, debería hablar con una sola voz y decidir mancomunadamente (más de una vez ha dado la impresión de que el aludido, pese a que su dicción está exenta de “seseo”, confundía “coalición” con “colisión”).

Crónica Popular (21.03.2021)

Adiós a las armas

Adiós a las armas

Pero romper el tablero cuando el adversario hace trampas no soluciona nada a corto plazo (si acaso, le deja las manos más libres todavía al tramposo) y, a medio o largo plazo, deja inermes a aquellos que más necesidad tienen de las garantías de un marco legal que reconozca sus derechos, aunque luego tengan que currárselos día a día, procurando no volver a «amodorrarse» ni dormirse en los laureles. Porque siempre hay que seguir el consejo de Goethe: «Lo que habéis heredado volvedlo a ganar a pulso o no será vuestro.»

Crónica Popular (13.12.2020)

La izquierda “Ulises”

La izquierda “Ulises”

Lo que de momento no parece tener remedio es que a la izquierda que quiere imitar a Ulises le pase como al héroe homérico: que vaya perdiendo barcos y marineros hasta quedarse solo. Así que démonos con un canto en los dientes si a duras penas llega a poner pie en Ítaca. Lo de matar a los pretendientes ya ni soñarlo. Y que Zeus se apiade de la fiel tejedora Penélope, esa sufrida imagen del sufrido trabajador medio.

Crónica Popular (15.11.2020)

El tronco torcido de la humanidad

El tronco torcido de la humanidad

Asistimos últimamente en este país (que lo es, aunque a tantos les complazca negarlo) al lamentable espectáculo de una pugna entre fuerzas cainitas que parecen empeñadas en “triunfar” como Sansón en su última batalla contra los filisteos: derribando el templo de la nación aunque sus muros y arquitrabes aplasten también a quienes lo derriban

Crónica Popular (4.10.2020)