Archivos del Autor: Carlos Jiménez Villarejo

La respuesta de la izquierda solidaria

La respuesta de la izquierda solidaria

Las clases medias con elevado capital cultural son las que están en el núcleo del proyecto nacionalista pero en ningún caso las clases más desfavorecidas residentes en Catalunya

Aunque algunos progresistas crean lo contrario, la agenda nacional no va favorecer la agenda social y solidaria sino que la va a frenar o incluso bloquear

[Este artículo recoge el parecer de la ASEC/ASIC sobre la “respuesta de la izquierda solidaria” al proyecto nacionalista en Cataluña]

El diario (11.09.2018)

Gracias, profesor Fontana

Gracias, profesor Fontana

“Este triste presente en que vivimos, marcado por el retroceso de los derechos laborales, la erosión de los servicios sociales y la criminalización de la protesta cívica –unas tareas a las que un sector de los jueces y fiscales han colaborado, y siguen colaborando con dedicación y entusiasmo– no es más que el comienzo de un proyecto de retroceso global que nuestra derecha se propone proseguir, si se lo consentimos, con el fin de devolvernos a la añorada paz social de la dictadura, con un buen sistema represivo como garante”

[Josep Fontana (fuente: Wikipedia)]

Crónica Global (29.08.2018)

Lluís Prenafeta: la condena de los fundamentos del pujolismo (2)

Lluís Prenafeta: la condena de los fundamentos del pujolismo (2)

Ya dijimos en el escrito anterior que tanto Alavedra como Prenafeta “reconocieron íntegramente”, dice la sentencia, los hechos que se le atribuían por la acusación pública, una de las razones por las que se les rebajó la pena solicitada por la Fiscalía. Ambos reconocieron, entonces, la “estrecha relación personal” que mantenían con Jordi Pujol y Artur Mas.

Crónica Globa (9.07.2018)

Macià Alavedra: la condena de los fundamentos del pujolismo (1)

Macià Alavedra: la condena de los fundamentos del pujolismo (1)

Como es sabido, Macià Alavedra formó parte de los gobiernos de Jordi Pujol​ desde 1980 hasta 1997. Diecisiete años. En este año, se retira de la política institucional de CiU pero no del aprovechamiento de sus relaciones institucionales para su enriquecimiento personal y familiar, como acredita la sentencia del caso Pretoria. Durante todo ese periodo, en el que se sientan las bases del actual desafío independentista, comparte gobierno con el president Pujol que, desde 1980, estuvo defraudando a la Hacienda Pública. Lo que no impidió que Alavedra dijese del president: “Era un hombre de austeridad absoluta y le interesaba poco el dinero”.

Crónica Global (6.07.2018)